Agencia Viajes Maravillas de Oriente

Agencia Viajes Maravillas de Oriente
Vive tus sueños!

En este sitio podrás encontrar información interesante acerca de modos diferentes de ver la ciencia, con un enfoque más humano y siempre comprometido con la verdad.

lunes, 16 de agosto de 2010

El millonario Bill Gates invierte en blanqueamiento de nubes para enfriar el clima

El millonario Bill Gates invierte en blanqueamiento de nubes para enfriar el clima

Primera vez que se discute la geoingeniería en la ONU

Mientras el periódico London Times[1] reveló este fin de semana que un grupo de científicos e ingenieros financiados por el multimillonario Bill Gates planea realizar un experimento de blanqueamiento de nubes en un área de 10 mil kilómetros cuadrados, más de cien grupos de la sociedad civil demandan a los gobiernos reunidos para discutir la diversidad biológica en Nairobi que detengan ya los riesgosos experimentos de geoingeniería. (Geoingeniería se refiere a las propuestas tecnológicas de gran escala para alterar intencionalmente los sistemas del planeta e influir en el cambio climático).

El proyecto Silver Linning, con sede en San Francisco, dirigido por el magnate de las comunicaciones Kelly Wasner, ha recibido $300 mil dólares de Bill Gates para desarrollar tecnologías que aumentarían la blancura de las nubes marinas. Teóricamente, si se ejecuta a escala masiva, las nubes blancas pueden aumentar el albedo de la Tierra, reflejar más luz del sol hacia el espacio y por lo tanto reducir el calentamiento global (sin cambiar la composición de los gases de efecto invernadero que lo ocasionan). Los ejecutores del proyecto Silver Linning están presionando fuertemente para realizar sus planes de alteración de la cobertura de las nubes en un área no revelada de 10 mil kilómetros cuadrados sobre el océano (tan grande como el área cubierta por el derrame de BP ocurrido hace unos días). Si no se detiene, el experimento “desmancha-nubes” de Gates podría convertirse en la prueba de geoingeniería más grande hasta la fecha. Sus efectos podrían incluir cambios en el patrón de lluvias y otras alteraciones climáticas. Uno de los sitios más mencionados por los científicos que trabajan en el tema es la costa del Pacífico en Norte y Sudamérica (específicamente California, Ecuador, Perú y Chile).

Aún más precupante, el Times reveló: “Los científicos de Inglaterra y Estados Unidos involucrados no van a esperar que haya reglas internacionales para la tecnología que altera el clima deliberadamente”. Tales reglas podrían comenzar a operar en esta semana, pues científicos y diplomáticos de 193 países están reunidos bajo los auspicios del organismo científico del Convenio de Diversidad Biológica, (Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico, OSACTT, del 10 al 21 de mayo de 2010) y será la primera ocasión que un organismo de la ONU discuta la geoingeniería en extenso desde que se concibió el tratado ENMOD en Ginebra en 1976, que prohibió la modificación ambiental para “usos hostiles”[2].

Una nueva coalición global estará presionando a los gobiernos en Nairobi a que adopten una moratoria sobre todos los experimentos de geoingeniería, así como el Convenio de Diversidad Biológica adoptó una moratoria sobre la fertilización del océano en 2008. Más de cien organizaciones e individuos, incluyendo los principales movimientos de justicia global y ambiental se han unido a la campaña No manipulen la Madre Tierra – Nuestro planeta no es su laboratorio (www.handsoffmothrearth.org).

“Nuestro hogar, el planeta Tierra no debe convertirse en laboratorio para riesgosos experimentos de geoingeniería”, dice Silvia Ribeiro del Grupo ETC en México, desde la reunión del OSACTT en Nairobi. “El cambio climático causado por humanos ya amenaza nuestras tierras, mares, nuestra producción de alimentos y nuestros derechos. No deseamos embarcarnos en otro peligroso experimento con nuestro planeta. Si piensan que la gente y los gobiernos de Ecuador, Perú y Chile —o cualquier otro lugar en que intenten— quedarán con los brazos cruzados mientras juegan con nuestros océanos, nuestras nuebes y el clima, se llevarán una sorpresa. Varios delegados aquí están horrorizados por esos planes.”

“Sabemos que Microsoft estaba desarrollando cloud computing[3] pero nunca esperamos esto”, explicó Jim Thomas del Grupo ETC, una de las organizaciones que fundaron la campaña No manipulen la Madre Tierra. “Bill Gates y los que le siguen la corriente no tienen derecho a alterar nuestros mares y cielos de esa manera. Urge más que nunca una moratoria global a los experimentos de geoingeniería y la reunión de Nairobi es el lugar preciso para lograrla.”

Información adicional:

Qué: La geoingeniería se refiere a las propuestas tecnológicas de larga escala para “arreglar” el cambio climático, mediante alteraciones al clima, la temperatura, la atmósfera y los océanos. Ejemplos de tales propuestas son el vertido de nutrientes en el mar para provocar florecimiento de algas, (proceso llamado fertilización oceánica); convertir extensas plantaciones en carbón para enterrarlo (llamado biochar); contaminar deliberadamente la atmósfera superior con partículas de sulfuro o alumino para reflejar la luz del sol (lo que llaman aerosoles estratosféricos), así como el blanqueamiento de nubes. Todos estos experimentos pueden impactar tremendamente el ambiente, la biodiversidad y la supervivencia de los pueblos, especialmente en el Sur global. Los promotores de la geoingeniería argumentan que no hay tiempo para que mediante un acuerdo político global se discutan las causas reales del cambio cimático, de modo que científicos bravucones y ricos empresarios se ofrecen a salvar el mundo con sus propios remiendos técnicos. Actualmente hay varios experimentos de geoingeniería realizándose sin contar con ningún tipo de regulación o vigilancia global y se están planeando experimentos más grandes. Los geoingenieros, incluyendo los que están detrás de las pruebas desmancha-nubes de Gates recientemente propusieron “directrices voluntarias” en vez de una revisión multilateral totalmente independiente de la geoingeniería. La propuesta actual de cara al OSACTT es que los gobiernos analicen las implicaciones de la geoingeniería en la biodiversidad (así como examinar el estado del arte de la fertilización oceánica, que comenzó en 2008). Grupos de la sociedad civil insisten en que los experimentos se cancelen hasta que los gobiernos examienen a profundidad sus posibles impactos.

Quién: Una nueva campaña y coalición para detener los experimentos de geoingeniería se presentó el mes pasado durante durante la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra en Cochabamba, Bolivia. La campaña No manipulen la Madre Tierra llama a los gobiernos mediante el sistema de Naciones Unidas a poner un alto a los experimentos de geoingeniería realizados unilateralmente y al aire libre, argumentando que son muy arriesgados e injustos. Entre los que respaldan la campaña contra la geoingeniería hay ambientalistas de prestigio mundial como Bill McKibben, David Suzuki, Vandana Shiva y Naomi Klein. Entre las organizaciones que apoyan la campaña se encuentran el Grupo ETC, Amigos de la Tierra Internacional, Third World Network, La Via Campesina, Asian Indigenous Peoples Pact, Biofuelwatch y muchas otras.

Mostremos las manos: Adicionalmente, miembros del público han estado colocando sus fotografías con las manos alzadas con mensajes contra la geoingeniería, como parte de la campaña No manipulen la Madre Tierra en lo que será una “petición fotográfica”. Un poster gigante mostrando la protesta se encuentra expuesto en la reunión del OSACTT en Nairobi y el Grupo ETC cuenta con tres de sus miembros en la reunión, trabajando con otros compañeros de la campaña para informar a los delegados de la protesta y las razones tras de ella

Para recibir mas articulos como este,
Subscribete gratis a Publicalpha por Email


Para: Publicalpha.com
Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!



No hay comentarios:

Publicar un comentario