Agencia Viajes Maravillas de Oriente

Agencia Viajes Maravillas de Oriente
Vive tus sueños!

En este sitio podrás encontrar información interesante acerca de modos diferentes de ver la ciencia, con un enfoque más humano y siempre comprometido con la verdad.

miércoles, 8 de julio de 2009

Un sol demasiado quieto mantiene especulando a los científicos

De aproximadamente 108 veces el tamaño de la tierra y a 6.000 grados centígrados, nuestro sol es usualmente un lugar lleno de acontecimientos. Los eventos regulares incluyen inmensas áreas conocidas como manchas solares y llamaradas fugaces que llevan el poder de millones de bombas de hidrógeno de 100 megatones.

Pero no es así ultimamente. Recientemente, el sol se ha vuelto inusualmente quieto, lo más quieto que ha estado en el último siglo. En 2008 y 2009, el sol alcanzó la cuenta más baja de manchas solares, los más débiles vientos solares y las radiaciones solares más bajas.

“A lo largo de nuestras carreras profesionales, nunca habíamos visto algo así”, dijo el experto en el sol, Dean Pesnell en una noticia publicada de la NASA.

Científicos de la NASA y de la Administración Atmosférica y Oceánica Nacional (NOAA) de los EE.UU., el viernes revisaron una antigua predicción sobre cuándo podría terminar esta misteriosa quietud: la fecha predecía ser en mayo de 2013.

“El mínimo solar ha durado mucho más allá de la fecha predicha en 2007”, dijo Presnell.

El sol pasa por algunos ciclos regulares que duran aproximadamente 11 años. Esta quietud ha quebrado este ciclo. Presnell ni siquiera está seguro de la predicción actual.

“Si quieres, ve y marca tu calendario para mayo 2013”, dijo Pesnell. “Pero usa un lápiz”

¿Por qué le debería interesar a la gente? Los expertos en el sol pueden rápidamente señalar el increíble poder del sol y su habilidad para afectar la vida en la tierra.

“Hasta un ciclo por debajo del promedio es capaz de producir un clima espacial grave”, afirma en el informe de prensa Doug Biesecker, del Centro de Predicciones Climáticas del Espacio de NOAA. “La grandiosa tormenta geomagnética de 1859, por ejemplo, ocurrió durante un ciclo solar más o menos de la misma medida que la que estamos prediciendo para el 2013”.

La tormenta de 1859 electrificó cables de transmisión, produjo incendios en oficinas telegráficas, y produjo auroras boreales tan brillantes que la gente podía leer periódicos con sus destellos rojos y verdes.

Un reciente informe de la Academia Nacional de Ciencias descubrió que si una tormenta similar ocurriera hoy en día, podría causar más de 2 trillones de dólares en daños de infraestructura de alta tecnología y requeriría hasta 10 años de reparación.

“En comparación, el huracán Katrina causó ’sólo’ de 80 a 125 mil millones de dólares en daños”, según una publicación de la NASA.


Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario