Agencia Viajes Maravillas de Oriente

Agencia Viajes Maravillas de Oriente
Vive tus sueños!

En este sitio podrás encontrar información interesante acerca de modos diferentes de ver la ciencia, con un enfoque más humano y siempre comprometido con la verdad.

miércoles, 17 de junio de 2009

Egipto, Saba Punt y América

Los antiguos textos egipcios hacen referencia a expediciones a la tierra de Punt. Pero ¿Dónde quedaban esas tierras?

Se habla de antiquísimas navegaciones egipcias, como las diferentes expediciones a las todavía misteriosas y controvertidas tierras de Punt, las que hasta la actualidad no han podido ser fehacientemente ubicadas. Se sabe que la ruta que desde Egipto al Mar Rojo a travez del desierto era conocida en épocas del Rey Uadji (Djet) por inscripciones encontradas en esa ruta, con su nombre pero no hacen referencia con respecto a Punt.

La primera referencia de expediciones a estas tierras se remontan a 2550 años a.C. enviada por el faraón Sahure de la V dinastía, de la cual se relata que trajeron mirra, maderas preciosas, monos, una aleación de oro y plata llamada electrón y enanos que eran utilizados en las danzas religiosas ¿Serían estos los hormigas que cuidaban el oro, de la leyenda Mapuche de los Tinguiririca? Tenemos también la del faraón Isesi en el 2400 a.C.

Pero de estas expediciones, la más interesante, sea la enviada por el faraón Seanjkhare Mentuhotep IV de la XI dinastía, de la cual quedó un minucioso registro escrito. En el Valle de Uadi Hammamat cerca de la ciudad de Copto. 420 millas al sur de El Cairo se encuentra una inscripción en las rocas que data del reinado de Seanjkhare Mentuhotep IV, último Rey de la XI dinastía, describiendo una expedición al legendario País de Punt, siendo esta la primera expedición marítima de ultra mar, en la historia mundial narrada y escrita por sus propios realizadores. Citada por George C. V. Holmes en “Ancient And Modern Ships” Ed. Chapman & Hall - 1900.

Desde la ciudad de Copto en el Río Nilo, partía la ruta que atravesando el gran desierto que lleva al Mar Rojo al puerto de Qossier en el Golfo Arábigo de donde partían todas las expediciones marítimas al País de Punt. El entonces Canciller llamado Henú lideró la expedición al mando de tres mil hombres, siendo el mismo Henú el autor de la inscripción que reza de la siguiente forma:

“Fui enviado a conducir barcos al País de Punt para traer para el Faraón especias fragantes que los Príncipes del País Rojo recolectan abundantemente puesto que entusiasman a todas las naciones. Y Yo partí de la Ciudad de Coptos y Su Santidad ordenó que los hombres armados que debían acompañarme debían ser del sureño País de los Tebanos”

La escritura reconoce que los Príncipes Rojos, que era la forma como los Egipcios llamaban a los Cananeos, habían conquistado esas tierras de Punt y Saba, llamados igualmente rojos por los Griegos utilizando el término Phoenix del cual deriva “Fenicios”. Y si Punt es el país de los Fenicios, es entonces el país Púnico, Puno, Puna

El Canciller Henu se refiere a Saba Punt como el “País Santo” esta expresión no se corresponde con ningún lugar del mundo antiguo, tal como se lo conocía, al que fueran los Príncipes Rojos (Cananeos Fenicios) y al que se pudiera llegar por una navegación de ultra mar que partiera desde el Mar Rojo.

Esta descripción no se ajusta a lugares de Arabia o la India, ni tampoco de Africa, donde algunos historiadores ubicaron el Punt de la Reina Hasechpsut, en la investigación sobre Marco Polo y Cipan-guo se descarta que el Puerto de Saba esté en el desierto de Arabia, en Yemen, más presisamente en Ma’rib a más de 300 Km de la costa más cercana.

El geógrafo Claudio Ptolomeo deja claro que desde los promontorios de Aromata, Rapta y Prasum en Africa, partían las navegaciones para Saba, Punt, Tarsis, Ofir, que según los relatos Bíblicos son lugares de una misma región, las Indias Orientales o sea América.

Dice que el Faraón le ordenó llevar gente del sureño País de los Tebanos, indudablemente se refiere a gente de color, de Kushitas o Meroes de Nubia – Sudan, de Kerma o Napata y de la cultura Mande (Mandinga), Culturas muy entrelazadas y dominadas por la egipcia, pero que podría explicar el origen de las monumentales cabezas Olmecas talladas en enormes piedras, con claros rasgos negroides y que portan cascos posiblemente de cuero, muy similares a los cascos utilizados por los Nubios.

Es indudable que gente de estas culturas trabajaron como esclavos o como obreros en Egipto adquiriendo los conocimientos de la talla y movimiento de piedras monumentales, como también la construcción de pirámides, conocimientos que sin duda trasladaron a América.

En los viajes de ida a América con los barcos vacíos, no tenían problemas de cargar provisiones y trabajadores de color, pero a su regreso cargados de mercaderías, carecían de lugar para los trabajadores y sus provisiones, por lo que eran abandonados en tierra, librados a su suerte, evolucionando estos en forma independiente de su cultura original.

La existencia de hombres de color se confirma en algunas cerámicas y en los Códices (libros) que se salvaron de la conquista donde se observan los personajes representados con sus diferentes colores de piel

Después de describir como descubre una ruta mas corta hasta el puerto de Qossier, a la cual equipó de cisternas para la provisión de agua en el desierto, la escritura dice:

“Entonces arribé al puerto de Saba y tuve barcos de carga construidos para traer de regreso productos de todas clases y ofrecí un gran sacrificio de bueyes vacas cabras y cuando retorné de Saba hube ejecutado el mandato del Rey porque le traje toda clase de productos del País Santo y volví por la ruta de Uak y Rohan y traje conmigo preciosas piedras para las estatuas de los templos. Algo así nunca había sucedido desde que hubo reyes tampoco pareciera que hubiera sido hecho por cualquiera de las relaciones sanguíneas que habían sido enviadas a estos lugares desde los tiempos del reino del Dios Ra”

De este párrafo se puede deducir la existencia de expediciones anteriores. Y se refiere a barcos de carga construidos en Saba para el regreso con las mercaderías. Estudiando al geógrafo Claudio Ptolomeo podemos decir que Saba se encuentra a los 175 grados de su mapa en las Indias Orientales al este de China despues del Sinus magnus o sea despues del Océano Pacífico en América y si Saba está en Punt queda demostrado que son un mismo lugar, o muy cercano y que Saba era un lugar conocido muchos siglos antes que la Reina o Princesa de ese lugar fuera llevada sgún la Biblia, por la flota fenicia del Rey Hiram a visitar al Rey Salomón. Si como se dice estos lugares eran cercanos en las costas Africanas, para que tomarse el titánico trabajo y perdida de tiempo en construir grandes naves para traer las mercaderías, en vez de realizar otros viajes cortos. Y según lo que ya hemos visto estudiando a Ptolomeo, y a otros viajes a Punt estos viajes eran a América.

Esta expedición posiblemente fundó el puerto del Uadi Gasús sobre el Mar Rojo, puerto de partida de las navegaciones a Punt o Saba en la XII dinastía, cerca de la actual Ciudad de Safaga. Creo como ya lo creyeron en su momento los destacados Egiptólogos Ètiene Drioton y Jaques Vandier en la necesidad de realizar excavaciones y un estudio exhaustivo de Uadi Gasús ya que estas aportarían nuevos informes sobre las relaciones Egipcias con Punt.

Estos viajes muy posiblemente continuaron ininterrumpidamente apareciendo relatos durante la XII Dinastía con los Reyes Amenemhat I – II – III y Sesostris I – II – Ill.y otros hasta Cleopatra.

Otra de las narraciones, tal vez la mas conocida sea, la que se dejó grabada en el Templo de Dei el Bari por la Reina Hasechpsut única mujer proclamada Faraón. Hija de Tutmosis I fue llamada por este a compartir el trono, hermana y esposa de Tutmosis II, reina en su lugar, Tía y madrastra de Tutmosis III usurpa el trono de este durante su juventud.

En estos grabados se describe la llegada a una montaña aterrazada de incienso, ¿sería esta montaña, la Ciudad de Andensa? La que aparece en el mapa de 1440.

Se encuentra en estos grabados, la pregunta de los habitantes de Punt a los recién llegados ( Rescatada por P. Gallez):

“¿Habéis venido volando por los senderos del cielo, o habéis navegado por el Gran Océano del País de los dioses?”

La expresión “Gran Océano” designa hasta hoy al Océano Pacífico. El “país de los dioses” es en todas las mitologías, el Occidente, lo que sitúa al Pacífico al oeste de Punt y coloca por lo tanto Punt en América.

También es destacable la hipótesis de situar Punt en Sudamérica en la región de Puno donde se encuentra el lago Titicaca, cabe aclarar que Puno es Púnico o sea Fenicio.

Tomado de www.elguanche.net

Articulo publicado en 1969 en el Nº 3 de la revista de historia de la Universidad de Argel. Por Antonio Cubillo Ferreira del departamento de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Argel, Sección Español el cual afirma que el profesor Alvarez Delgado de la Universidad de la Laguna en las Islas Canarias es un gran filólogo que nos dice en el artículo, que el nombre de Puaniti, Punt, tiene un valor etimológico de rojo y se aplica a la púrpura, tintura roja para los tejidos. Punt, Puaniti fenício y púnico derivan de una misma raíz lingüística aunque ignoramos por que vía. Fenicio deriva del griego, foinis-foinos; en latín poenus, púnico y phoenices tienen el valor etimológico de rojo. Púnico en latín se aplica a los Cartagineses y al color granate.

En semítico la raiz HMR quiere decir rojo, lo mismo que Puaniti en egipcio antiguo, la concordancia es notable.

Es notoria y ha llamado la atención de los arqueólogos, la similitud de las barcas de totora del Nilo con las del Titicaca. Se ha dejado constancia de que estos viajes duraban tres años, demasiado tiempo para viajes a Etiopía o Simbawe como se pretende ubicar a Punt.

Se dice que en estas navegaciones se traía incienso el cual era utilizado en la preparación de las momias, pero nunca se aclaró que las verdaderas especias consistían en drogas como la coca y el tabaco que hoy sabemos que formaban parte de los ingredientes utilizados en la momificación, como veremos más adelante.

Otra expedición enviada por el faraón Tut Moshes III en 1450 a.C. que ordena a su flota navegar al poniente en busca del mítico mundo de los muertos.Se conocen referencias a estos viajes durante la dinastía de los Faraones Ramoshes I hasta Ramoshes XI.

Según Herodoto, ante la imposibilidad de reactivar un canal que había sido construido por el Faraón Seti I entre el Río Nilo y el Mar Rojo, canal de existencia dudosa, es posible que se confunda con una ruta, como la que describe el canciller Henú, el Faraón Nekao en el año 600 a,C. envía una expedición de navíos Fenicios que partiendo del Mar Rojo circunnavega el África llegando a las Columnas de Hércules después de dos años y un año mas tarde llega a Egipto o sea un total de tres años de navegación, el tiempo de navegación coincide con los viajes a Punt por lo que se puede sospechar de una posible vuelta al mundo y no vuelta al Africa.

Otra expedición es despacha el rey Nubio Nastesen por el 500 a.C. para evacuar a los Judíos de la isla Elefantina, ante el avance del invasor Persa Cambises, y trasladarlos a Ophir, cruzando el Reino de Mandinga en Africa ecuatorial para salir al Océano Atlántico por las costas occidentales de Africa.

Tomado del libro El Enigma de la Atlántida del Coronel A. Braghine de Ed. Losada de Buenos Aires, Pg 186/187 encontramos:

Se consideró que esto era una simple falsificación, por lo que las pruebas no fueron preservadas, desconociéndose el destino de los elementos encontrados.

Y la que manda Tolomeo III Evergetes en el 238 a.C aproximadamente, organizada por el entonces Director de la Biblioteca de Alejandría, el sabio Eratóstenes., que dejaría una inscripción en Chile, en la Gruta de Tinguiririca que es traducida por el Profesor y Epigrafista Barry Fell como un reclamo territorial. Tal vez el último viaje faraónico a Saba – Punt quedó frustrado, y es el que intentó la Reina Cleopatra, ante la derrota sufrida junto con Marco Antonio, frente a la armada de Octavio. Es entonces que Cleopatra toma la decisión de dirigirse al Mar Rojo con lo que le queda de su ejército para embarcarse en su flota con destino a las Indias a Punt donde planea reconstruir su reino pero este intento fracasa cuando se entera que su flota ha sido destruida en situación no muy clara. Ante este fracaso y no teniendo donde ir opta por el suicidio.

Sabemos que en épocas de Cleopatra la India era un lugar muy conocido y que no era llamada por este nombre sino por el nombre de sus reinos o regiones como, Malabar Calicut etc. que su territorio estaba totalmente poblado y ocupado por reinos muy bien estructurados y organizados y que ninguno de ellos hubiera permitido que Cleopatra rehiciera su imperio dentro de sus territorios. Debemos tener en cuenta que una Cleopatra en fuga no estaba en condiciones de hacer ninguna conquista militar de nuevos territorios para instalarse en ellos.

Lo que lleva a pensar que Cleopatra no intentaba viajar a la India, sino a América llamada entonces, las Indias Orientales, Moabar, (así nombrada en el mapa de Martellus, Hamer, no confundir con Malabar), Saba, Punt, región visitada por los Egipcios y Fenicios desde larga data, donde podía disponer de vastos territorios ya conocidos, para asentarse y rehacer su imperio.

Muerta Cleopatra destruida su flota en el Mar Rojo y con la quema de la Biblioteca de Alejandría por los Romanos (los cristianos y los musulmanes solo quemaron los despojos mucho después) se pierde el conocimiento de Saba – Punt, o sea de la “Globalización Prehistórica” de la cual el Reino de Osiris formaba parte.

Recientes investigaciones científicas realizadas en laboratorios, con métodos y elementos de alta tecnología, avalarían firmemente la hipótesis de una fluida relación de Egipto con las Indias Orientales, o sea Sudamérica.

Un estudio toxicológico realizado en Alemania por la Dra, Svetia Balabanova, del Instituto de Medicina Forense de la Ciudad de Ulm, sobre un conjunto de momias egipcias del Museo de Munich, autorizado por su curador el Dr. Alfred Ggrimm, terminó en un increíble descubrimiento.

En los resultados descubre con gran sorpresa que las momias tienen alta concentración de tabaco y cocaína. Pesando en una posible contaminación, realiza repetidas pruebas con el mismo resultado y publica el descubrimiento, que produce la reacción de la Dra. Rosalie Devis Curadora del Museo Egipcio de Manchester, quien realiza análisis con la intervención del Dr. John Henrry Consultant Toxicologist del Guy´s Hospital, a varias momias egipcias de ese museo obteniendo resultados positivos con la consabida sorpresa de la Dra. Devis.

En Septiembre de 1976 cuando la momia de Ra-Moshes II sale por única vez de Egipto para una exposición en el Museo de la Humanidad de París, es recibida con los honores correspondientes a un Jefe de Estado pero llega en mal estado y deben realizarle una reparación del vendaje.

Es entonces, que la Dra. Michelle Lescot del Museo de Historia Natural de París al hacer unos análisis encuentra restos de tabaco pensando en una posible contaminación retira tejido visceral del interior del abdomen, pero los análisis vuelven a dar positivo. Es indudable que estas dos plantas son exclusivas de Sudamérica ¿cómo podía haber un uso generalizado en Egipto desde varios miles de años a.C.?

También se ha descubierto que las momias Chilenas de Arica de los Chinchorros o Chinchurros que son de muy sofisticada elaboración, sacándoles la piel vaciando sus cuerpos reforzando el esqueleto con estacas y volviendo a pone la piel como un guante etc. Son de una gran antigüedad, según pruebas de C. 14 hechas por el patólogo Marvin Allison en EE. UU. son 5000 años más antiguas que las egipcias que no pasan de 3500 a.C. Un detalle que llama la atención de las momias chilenas es que se encuentran con la boca abierta, lo que fue realizado de forma intencional.

Cabe la pregunta ¿Es solo casual que los Egipcios consideraran tan importante el ritual de la apertura de la boca de sus momias?

Las pruebas indican que estas tierras serian las que los Egipcios conocían como el País de Punt (Puno=Punico) ¿Aprendieron algo, los egipcios de estos precursores de la momificación, para luego perfeccionarlo?.

El paso de estos viajes por el sudeste de Asia y el Pacífico lo dan los productos únicos de la región como los pavos reales además de los varios tipos de incienso y especias como, pimienta, canela, clavo de olor, etc que juntaban al pasar por las islas de las especias en la Polinesia y los de América como coca y tabaco que traían en los largos viajes al País de Punt, viajes que debieron ser de extrema frecuencia durante varios miles de años ya que se trata de productos perecederos, y creo que con los estudios realizados en laboratorios de alta tecnología, esto ha quedado ampliamente demostrado. Confirmando la Globalización Prehistórica


Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario