Agencia Viajes Maravillas de Oriente

Agencia Viajes Maravillas de Oriente
Vive tus sueños!

En este sitio podrás encontrar información interesante acerca de modos diferentes de ver la ciencia, con un enfoque más humano y siempre comprometido con la verdad.

viernes, 8 de octubre de 2010

11S: Siguen creciendo las pruebas contra la versión conspirativa oficial y el movimiento por la verdad

Alfredo Embid.

Nueva campaña por la reapertura de la investigación del 11-S

Una nueva campaña por la reapertura de la investigación del 11S se inició el 11 de agosto[1]. Como primer paso se ha centrado en hacer un esfuerzo mundial para dar a conocer el colapso del edificio 7. Denominada “BuildingWhat” incluye la inserción publicitaria pagada en la Televisión de la ciudad de Nueva York que tiene como objetivo dar a conocer a más de 1 millón de neoyorquinos las imágenes del edificio 7 colapsando en caída libre.

La Web de la campaña es: www.BuildingWhat.org
Más de un millón de neoyorquinos verán estas imágenes por primera vez y decenas de miles de personas irán a BuildingWhat.org para buscar más información. El sitio web contiene la información más esencial sobre el edificio 7 incluyendo una galería de vídeo, y una sección con las pruebas de una demolición controlada con enlaces a las organizaciones copatrocinadoras de la campaña.
Los organizadores han pedido ayuda y unirse a este esfuerzo para que esta campaña sea posible. Si quieres colaborar puedes hacerlo yendo a su página para ver los detalles: www.BuildingWhat.org

Los organizadores te lo agradecen de antemano:

  • Manny Badillo, Nephew of Thomas Joseph Sgroi
  • Richard Gage, Architects and Engineers for 9/11 Truth
  • David Ray Griffin, Religious Leaders for 9/11 Truth
  • Niels Harrit, Coauthor of the WTC Nanothermite Study
  • Karen Johnson, Political Leaders for 9/11 Truth
  • Erik Lawyer, Firefighters for 9/11 Truth
  • Bob McIlvaine, Father of Bobby McIlvaine
  • JF Ranger, World for 9/11 Truth
  • Kevin Ryan, Coeditor of the Journal of 9/11 Studies
  • Ted Tilton Jr. and Justin Keogh, 911Blogger.com
  • William Veale, Lawyers for 9/11 Truth
  • Ted Walter, NYC CAN

El movimiento por la verdad sigue muy activo en Estados Unidos.

El sitio web de Arquitectos e Ingenieros para la verdad del 9/11www.ae911truth.org
sigue aumentando, ahora tiene más de 1.000 miembros. Ha dado 31 conferencias de prensa en ciudades de EE.UU. y en el extranjero incluyendo España. Esta organización de profesionales es una fuente de información seria y confiable. Los arquitectos e ingenieros han concluido que la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA) y el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (NIST por sus siglas en inglés), suministraron “informes insuficientes, contradictorios y fraudulentos sobre las circunstancias de la destrucción de las torres” y “llaman a una investigación de gran jurado de los funcionarios del NIST.” El grupo ha organizado un evento el 9 de septiembre de este año en Washington, DC, así como visitas a varios miembros del Congreso para presionar por una nueva investigación.

La organización, Bomberos por la Verdad sobre el 11-S también ha crecido y en una conferencia de prensa en San Francisco Eric Lawyer, jefe de la organización, anunció el apoyo de los bomberos a las exigencias de los arquitectos e ingenieros. Informó de que no se realizó una investigación forense de los incendios que supuestamente destruyeron los tres edificios y que no haya tenido lugar constituye un crimen. No se siguieron los procedimientos especificados, y en lugar de preservar e investigar, la escena del crimen fue destruida. También informó de que existen más de cien miembros de los organismos de emergencia que oyeron y vieron explosiones y que existe evidencia de explosiones en transmisiones de radio, audio y vídeo.

El físico Steven Jones que presentó una larga conferencia en el Ateneo de Madrid el año pasado así como en otros países incluyendo conferencias en EE.UU., ha mostrado la evidencia de que existía nano-termita en los residuos de los edificios del WTC, hallada por un panel internacional de científicos dirigidos por el nano-químico de la Universidad de Copenhague, profesor Niels Harrit. Como ya explicamos la nano-termita es un explosivo/pirotécnico de alta tecnología capaz de fundir instantáneamente vigas de acero, cosa que la combustión del keroseno de los aviones no puede hacer de ningún modo.[2]

La asociación estadounidense Pilotos por la verdad del 911 «Pilot for 9/11 Truth» ha resaltado que, según el propio fabricante, los Boeing 767 no son maniobrables y se desarticulan a más de 660 km/h, datos que ya fueron confirmados por Dwain Deets, un ex responsable de la NASA.

Esto es una contradicción mas del informe oficial de la National Transportation Safety Board (NTSB) sobre los dos aviones que se estrellaron contra el World Trade Center el 11 de septiembre de 2001 según el cual uno de los aparatos volaba a 945 km/h y el otro a 796 km/h cuando impactaron las Torres Gemelas.
Lo anterior sugiere que los aparatos que se estrellaron contra el World Trade Center no pueden ser los aviones de pasajeros que cubrían los vuelos United 175 y American 11.[3]

Existe además la posibilidad de que no fueran operados desde los controles de cabina sino a distancia, como se dedujo en una reunión de pilotos organizada por el comandante Dom de Grand Pre que también es miembro de esta asociación, poco después de los atentados. Ver sus declaraciones de las que ya informamos[4]. O ambas cosas.

El director de la red Voltaire Thierry Meyssan en su libro publicado en español como La gran impostura[5], ya mencionaba la posibilidad de que aviones militares hayan reemplazado los aviones de pasajeros, conforme a lo previsto en la Operación Northwoods para fingir un atentado cubano a aviones civiles estadounidenses y justificar la invasión de la isla.[6]

Pilots For 911 Truth, a través de los documentos del National Transportation Safety Board (NTSB) desclasificados a su petición, ya demostró el año pasado la puerta de la cabina de pilotaje del vuelo American 77 que supuestamente impactó contra el pentágono, se mantuvo cerrada desde el momento del despegue hasta el instante en que se perdió todo rastro del avión. En el vuelo AA77 se registró el parámetro «CI», correspondiente al «Flight Deck Door». Ese parámetro demuestra que la puerta de la cabina de pilotaje del vuelo AA77 permaneció cerrada.
Esto demuestra que los supuestos piratas aéreos no pudieron penetrar en la cabina de pilotaje ni sacar al piloto, ni desviarlo de su ruta.

Según el impresentable informe oficial de la Comisión presidencial Kean-Hamilton, el vuelo AA77 el secuestro del vuelo se produjo entre las 8h51 (hora de su último contacto por radio) y las 8h54 (hora en que el avión cambió de rumbo) y que, al apagarse el transponedor del avión, se perdió todo rastro del vuelo a las 8h56 hasta las 9h32 cuando la aviación civil observó un avión cerca de Washington y lo identificó, por deducción, como el vuelo AA77.

Recuerda que según ese mismo informe, dos pasajeras de ese vuelo, Renée May y la periodista Barbara Olson, se comunicaron por teléfono con sus familiares y les dijeron que había 6 secuestradores a bordo del avión (no 5) y que estaban armados con cuchillas. Según el testimonio de Ted Olson, que a la sazón era fiscal general de los Estados Unidos, su esposa –Barbara Olson– le precisó por teléfono que los secuestradores habían obligado a los pasajeros y a los miembros de la tripulación del avión a agruparse al fondo del aparato y le preguntó qué instrucciones debía ella transmitir al capitán del avión, que se encontraba a su lado. Los medios de comunicación dieron amplia cobertura a estos testimonios
La propia investigación del FBI invalidó posteriormente los testimonios de estas pasajeras ya que, durante el juicio contra Moussaoui, quedó demostrado que en aquel entonces era materialmente imposible comunicarse por teléfono con un avión en vuelo a la altitud a la que se encontraba el vuelo AA77, además de que no existía el menor rastro de aquellas llamadas en los registros de las compañías telefónicas.
Así que el comandante Charles F. Burlingame y el copiloto David Charlebois eran las únicas personas que se encontraban en la cabina de pilotaje del vuelo AA77 cuando el avión cambió de rumbo.
El curriculum del comandante Charles F. Burlingame es interesante. Había sido piloto de combate en la Marina de Guerra de los Estados Unidos y fue portavoz del Pentágono durante la operación de ataque a Irak Tormenta del Desierto en 1991.

Pero lo mas curioso es que participó en la organización de la defensa antiaérea del Pentágono y también había dirigido un ejercicio que consistía en la realización de un simulacro de catástrofe provocada precisamente por el choque de un avión de pasajeros contra el Pentágono[7]. ¡Que casualidad, verdad!

Además la hermana del comandante Charles F. Burlingame, Debra Burlingame, es copresidenta de la asociación Mantengamos la seguridad de América Keep America Safe, junto a Liz Cheney que es la hija del ex vicepresidente de los Estados Unidos Dick Cheney. [8]
Cheney fue una de las piezas clave el 11 S y junto con el secretario de defensa Donald Rumsfeld mantuvieron el control de la situación en todo momento, mientras paseaban al idiota de Bush en aviones por todo el país.[9]

Los pilotos son unánimes en considerar que la versión oficial del avión que se había estrellado contra el Pentágono no es creíble por diversos otros motivos que ya hemos analizado en boletines anteriores.

El sitio de los Académicos por la Verdad del 9/11 911scholars.org página web, también ha incrementado la información útil y fiable.

El grupo NYCCAN www.nyccan.org solicitó a la fiscalía de Manhattan investigar el colapso del WTC 7. en una carta firmada por unos 400 personas centrada en la destrucción de pruebas en el sitio del WTC.
El sitio Preguntas patrióticas de Alan Miller sobre el 9 / 11patriotsquestion911.com ha aumentado el número de gente creíble que cuestiona abiertamente la historia oficial, para apoyar una nueva investigación.

Simultáneamente los activistas del movimiento han seguido realizando diversas intervenciones con objeto de difundir las inconsistencias de la versión oficial.

Joel S. Hirschhorn[10] menciona por ejemplo dos recientes acciones: Un periódico local de New Hampshire publicó un artículo sobre la reciente participación del grupo de verdad 9 / 11 en una manifestación donde expresaba “su sincero agradecimiento al ex alcalde Keene, representante del estado, y veterano de la Segunda Guerra Mundial, por marchar valientemente con el grupo. Su presencia impone respeto y es un honor tenerle con nosotros. Agradecemos sinceramente su voluntad de mostrar su apoyo a los esfuerzos para dar a conocer la necesidad de una nueva investigación del 9 / 11.” En el desfile de julio, en Takoma Park, Maryland se incluyó una carroza del grupo 9 / 11 Truth.


El Gobierno destruyó los documentos sobre las transacciones financieras de las compañías aéreas quese produjeron antes del 11S.

Es sabido en los medios disidentes de la hipótesis oficial que se produjo un comercio inusual e insólito en las Opciones de venta sobre las Acciones de las compañías aéreas justo antes de 9 / 11. Ahora hay evidencias de que el Gobierno no solo ocultó sino que también destruyó los documentos sobre ellas según mostró el Blog de Washington en Junio de 2010[11] afirmando además que esta no es la primera destrucción de pruebas documentales relacionadas con 9/11.

El movimiento por la verdad del 11-S atacado por algunos miembros de la “izquierda” USA.

Pero el movimiento por la verdad del 11S también ha recibido críticas y descalificaciones por parte de algunos miembros de la “izquierda” USA.

El jefe de WikiLeaks.org, que curiosamente ha aparecido mucho en las noticias últimamente debido a que estaba distribuyendo videos y materiales sobre la guerra en Irak y en Afganistán, ha dicho acerca del movimiento por la verdad 9 / 11: “Me molesta que constantemente la gente esté distraída por conspiraciones falsas, tales como 9 / 11, cuando todo nos proporciona pruebas de conspiraciones reales, para la guerra o el fraude financiero masivo.

Pero la guerra no es una conspiración y la verdadera conspiración es la versión oficial del 11-S que ha servido de pistoletazo de salida para dar rienda suelta a la guerra contra el terrorismo que justifica la intervención militar en cualquier parte del planeta. El fraude de la guerra contra el terrorismo es una coartada para seguir robando los recursos energéticos de otros países y para posicionarse estratégicamente contra China y Rusia bloqueando su ascenso como competidores. Los documentos hechos públicos por Wikileaks no cuestionan el fondo de la cuestión y probablemente por eso han recibido tanta atención mediática.

Por otra parte acusar de “teoría conspirativa” omite el hecho fundamental de que “los arquitectos, ingenieros, bomberos y científicos no presentan ninguna teoría. Suministran evidencias que contradicen la teoría oficial. Esas evidencias no van a desaparecer.” como señala Paul Craig Roberts.[12]

“Si el hecho de que exprese dudas o reservas sobre la historia oficial en el Informe de la Comisión del 11-S convierte a una persona en un chiflado por las teorías conspirativas, tenemos que incluir a ambos copresidentes de la Comisión del 11-S y al asesor legal de la Comisión, todos los cuales han escrito libros en los que declaran claramente que funcionarios del gobierno les mintieron cuando realizaron su investigación, o, más bien, cuando presidieron la investigación realizada por el director ejecutivo Philip Zelikow, miembro del equipo de transición del presidente George W. Bush y del Consejo Consultor de Inteligencia Exterior y coautor de la secretaria de Estado de Bush Condi Rice.”

David Ray Griffin ha publicado una extensa carta abierta dirigida especialmente a algunos miembros de a izquierda USA como Terry Allen, Noam Chomsky, Alexander Cockburn, David Corn, Chris Hayes, George Monbiot, Matthew Rothschild, y Matt Taibbi, que siguen defendiendo la versión conspirativa oficial del 11 S. La carta es en realidad un buen artículo con respuestas muy documentadas que incluye mas de 100 referencias.[13]

Por último en marzo el presidente de Irán Ahmadinejad rechazó la versión oficial del 11-S como una “gran mentira”, insistiendo que, “Los ataques fueron el pretexto para los posteriores ataques de la OTAN a Afganistán e Irak” y en abril 2010 envió una carta al director de la ONU solicitando una investigación. Ver artículo siguiente.

Para recibir mas articulos como este,
Subscribete gratis a Publicalpha por Email


Para: Publicalpha.com

Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!



No hay comentarios:

Publicar un comentario