Agencia Viajes Maravillas de Oriente

Agencia Viajes Maravillas de Oriente
Vive tus sueños!

En este sitio podrás encontrar información interesante acerca de modos diferentes de ver la ciencia, con un enfoque más humano y siempre comprometido con la verdad.

martes, 11 de mayo de 2010

La falta de luz matinal mantiene a los adolescentes desvelados

Helena Zhu. La Gran Época

Los adolescentes que no reciben suficiente luz diurna tienden adormirse más tarde por la noche y a tener peor rendimiento en sus exámenes, según el primer estudio de este tipo.

“Cuando los adolescentes pasan más tiempo dentro de sus casas, se pierden la luz matinal necesaria para estimular el sistema biológico del cuerpo, el cual regula el ciclo de sueño/vigilia”, informó en un comunicado de prensa la Dra. Mariana Figueiro, profesora asistente y directora de programa en el Centro de Investigación de Iluminación del Instituto Politécnico Rensselaer (IPR). Ella es la investigadora principal del nuevo estudio.

“Estos adolescentes con privación de la luz matinal se acuestan más tarde, duermen menos, y posiblemente tienen un bajo rendimiento en sus exámenes. Comenzamos a llamarlo el síndrome de la lechuza adolescente”.

En el estudio recientemente publicado en Neuroendocrinology Letters, Figueiro y el director de IPR, el Dr. Mark Rea, descubrieron que 11 estudiantes de octavo grado que se pusieron gafas especiales para evitar que la longitud de onda corta (azul) de la luz de la mañana alcanzara sus ojos, experimentaron una tardanza de media hora en el sueño después de cinco días.

Si se quita la luz azul de la mañana, esto retrasa la producción de melatonina, la hormona que indica al cuerpo cuándo es de noche”, dijo Figueiro. “Nuestro estudio muestra que la producción de melatonina se retrasó aproximadamente 6 minutos cada día que los adolescentes no recibieron la luz azul. El sueño típicamente surge unas 2 horas después de la producción de melatonina”.

Los investigadores indicaron que actualmente las escuelas tienen horarios ajustados que requieren que los adolescentes estén en las escuelas bastante temprano por la mañana. Ellos fácilmente se pierden la luz matinal porque por lo general llegan a la escuela antes o durante la salida del sol.

Además, probablemente las escuelas proporcionan insuficiente luz eléctrica o natural para reponer la carencia de luz matinal, según Figueiro. Ella agregó que además de los patrones de sueño, la carencia de luz matinal también puede afectar la temperatura corporal, el estado de alerta, el apetito y las hormonas.

“Sin embargo, según nuestro estudio, la situación en las escuelas puede cambiar rápidamente con una exposición deliberada a la luz del día, la cual está saturada de luz de longitud de onda corta, o azul”, dijo Figueiro, añadiendo que los hallazgos del estudio deberían tener una implicancia significativa para el diseño de escuelas.

Para recibir mas articulos como este,
Subscribete gratis a Publicalpha por Email


Para: Publicalpha.com
Subscríbete para recibir más artículos como éste en tu email...Es Gratis!



No hay comentarios:

Publicar un comentario